Buscar
  • DiputadosMorenaSinaloa

Defiende GDN transparencia en el Congreso, pide a Sergio Jacobo ser responsable

La diputada morenista Graciela Domínguez Nava, presidenta de la Junta de Coordinación Política en la LXIII Legislatura del Congreso del Estado, rechazó que esta soberanía haya regateado el apoyo a la ciudadanía durante la emergencia sanitaria provocada por el COVID 19, así como la existencia de 44 millones de pesos como producto de ahorros, como lo declaró el coordinador priista Sergio Jacobo, al tiempo que lo invitó a ser responsable y asumir su rol como diputado velando por los ciudadanos en lugar de pretender proteger los intereses del Gobierno del Estado. “No podemos pasar por alto las declaraciones del diputado Sergio Jacobo, quién coordina el Grupo Parlamentario del PRI y que además es parte de la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado, la cual me toca presidir, y por lo tanto soy responsable de los acuerdos que ahí se toman. Nos parecen opiniones muy desafortunadas las que ha vertido”, inició Graciela Domínguez un diálogo sostenido con representantes de los medios de comunicación a través de una plataforma digital. Agregó que es importante que el diputado Jacobo sea responsable al comunicar la información de los acuerdos que se toman en este órgano de gobierno, pues es falso que en la actualidad el Congreso del Estado cuente con 44 millones de pesos producto de los ahorros por la política de austeridad. “Desde que inició, esta Legislatura se ha distinguido por implementar una política real de austeridad, como ejemplo les recuerdo que en el trimestre de octubre a diciembre de nuestro primer año en el 2018, el Congreso operó con poco más de 2 millones de pesos, en el mismo periodo del 2017, con la mayoría priista, se operó con cerca de 23 millones de pesos”, precisó la morenista. Resaltó que como coordinador de un Grupo Parlamentario e integrante de la Jucopo, Sergio Jacobo tiene acceso a toda la información y se le entregó un informe detallado de todos los recursos aplicados previo a la aprobación el presupuesto para el ejercicio 2020, mismo que se congeló por tercer año consecutivo en 305 millones a pesar del decremento que implica la inflación. “El diputado Jacobo estaba al tanto de la existencia de ahorros del congreso producto de nuestra política de austeridad, tanto así que propuso regresar ese dinero al Gobierno del Estado, argumentando que ya no se podía ejercer legalmente desde el Congreso. Esto orilló incluso a una reunión con la ASE, y así decidimos que ya no podemos seguir con las tácticas del pasado, la ley nos permite administrar ese dinero que hemos ahorrado y decidir en que se invierte”, explicó la coordinadora morenista. “En octubre pasado se tomó un acuerdo en la Junta de Coordinación Política, firmado también por Sergio Jacobo, y ahí se decidió construir espacios físicos con los ahorros con los que se cerraría el 2019. Esto para poder dar cumplimiento a la nueva ley de archivos, crear la nueva unidad técnica de fiscalización y generar nuevos espacios para la elaboración de nómina y el manejo del presupuesto vía nómina, pues el Congreso esta cerca de lograr esta autonomía”, explicó la coordinadora morenista. Precisó que esta legislatura difícilmente podrá construir el edificio que se tenía previsto para resolver el déficit de espacios de trabajo, el cual estaba estimado en arriba de 40 millones y se buscaba construir con los ahorros del los años 2019 y 2020. Solo se buscará cumplir con el archivo y la unidad técnica de fiscalización que exige la ley. Esta decisión se tomó justamente para reorientar recursos para apoyar a las familias vulnerables ante la pandemia y que urgen de alimentos. Hasta ahora el Congreso ha destinado más de 13.7 millones de pesos, 7.7 millones para la compra de ventiladores para hospitales y 6 millones más para alimentos destinados a las personas más vulnerables. Esto pese a no ser una obligación de este poder, pero entendiendo que una pandemia como la que se enfrenta convoca a todas las instituciones de gobierno. Informo también que se realizó una inversión aprobada para proyectos estratégicos para mejorar el funcionamiento del congreso, con el tablero electrónico, el cual ya está listo, así como una serie de mejoras al Salón Constituyentes de 1917 y otras áreas del Congreso. “Todas las inversiones se hicieron con claridad y transparencia, yo haría un llamado a que no se pretenda engañar y manipular a la ciudadanía. Le recuerdo al diputado Sergio Jacobo que una de las funciones principales de un diputado es la vigilancia y el contrapeso. Quisiéramos escuchar que se apropiara de su rol como diputado, y en lugar de pretender proteger los intereses del Gobierno del Estado, exija que el ejecutivo estatal transparente el uso de la implementación de recursos que ha venido realizando para la emergencia sanitaria”, cuestionó. “Como diputado debe velar por los intereses de los ciudadanos y en medio de la emergencia sanitaria, debería solicitarle al ejecutivo estatal que ejerza el presupuesto etiquetado y aprobado por el Congreso para mejorar los salarios al personal médico del hospital pediátrico y al personal médico de los centros penitenciarios. Que no tenga guardado el dinero. Esa es la tarea de un diputado”, concluyó la Graciela Domínguez.




169 vistas0 comentarios