top of page
Buscar
  • Foto del escritorDiputadosMorenaSinaloa

Diputado de morena llama a la UAS a garantizar el derecho a la educación de los jóvenes; también criticó los incrementos del 100 por ciento en las cuotas de preinscripción impuestas este año

El diputado Rubén Miranda López, de la bancada de morena en el Congreso de Sinaloa, alzó la voz para exigir que se garantice plenamente el derecho a la educación en la entidad y se evite limitar el acceso a los planteles educativos, lo cual calificó como un acto casi criminal.


En un posicionamiento emitido por el diputado morenista ante el Pleno, en la sesión ordinaria de este martes, acusó que en Sinaloa se siguen negando oportunidades educativas, particularmente en los controvertidos procesos de ingreso a la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS), donde impera una plataforma electrónica que deja fuera a muchos aspirantes.


"Particularmente, la Universidad Autónoma de Sinaloa, que de nueva cuenta aplica el mismo procedimiento que ha venido utilizando en años previo, el acceso a una plataforma que dura unos cuantos minutos y que deja a muchos jóvenes sin la posibilidad de poder acceder, mínimamente al derecho de iniciar un proceso de inscripción; pero, además, este año la cuota de preinscripción se duplicó 100 por ciento, pasando de 250 a 500 pesos en bachillerato y licenciatura, lo cual en términos económicos resulta discriminatorio", denunció.


El diputado hizo un llamado firme a las autoridades de la UAS a garantizar que todos los aspirantes reciban una ficha de participación y que los procesos de selección sean equitativos, públicos y transparentes.


Puso como ejemplo a la Universidad Autónoma de Occidente, cuya nueva Ley Orgánica consagra en su artículo 6 el derecho a acceder a sus programas con igualdad de oportunidades y máxima transparencia.

El legislador sostuvo que frenar el acceso a la educación es acabar con el proyecto de vida no solo del interesado, sino también de su familia presente y futura, pues el desarrollo humano y social no se explica sin colocar a la educación como principal herramienta de conocimiento.


Miranda López subrayó que la educación es un derecho universal y público reconocido en la Constitución mexicana y en los tratados internacionales, así como un instrumento de autorrealización y felicidad para las personas.


Miranda López exhortó también a sus compañeros legisladores a sumarse a esta causa y ser sensibles con la población que hoy clama por el derecho a que sus hijos reciban educación media superior y superior.

Finalmente, convocó a la sociedad sinaloense a revolucionar la idea de que estudiar es un favor o apoyo, y a reclamar con energía el ejercicio de este derecho constitucionalmente garantizado.




5 visualizaciones0 comentarios

Kommentare


bottom of page