Buscar
  • DiputadosMorenaSinaloa

DIVISIÓN DE PODERES PARA LA DEMOCRACIA, LA AUSTERIDAD REPUBLICANA Y LA VIDA

En las dimensiones de la política de izquierda, la izquierda humanista, organizar la democracia en correspondencia al mandato popular es el reto mayor para avanzar al horizonte de justicia y bienestar social para que la gente sea feliz / feliz feliz, como lo dice el Presidente de México. La utopía es una verdad poética que se adelanta a la historia.


No se trata de soñar la justicia para las generaciones de fines del Siglo XXI, se trata de cumplir las tareas concretas de nuestro momento histórico, el aquí y el ahora: Construir, a partir de la Cuarta Transformación, la nueva República, lo cual supone generar las condiciones legales, y por ende políticas, para la institucionalidad alternativa que demanda el nuevo régimen político: la austeridad y la legislación democrática como respuesta al reclamo de las nuevas formas del Estado y de las exigencias de justicia de la gente; así como el combate a la corrupción y las transformaciones sociales para trascender el neoliberalismo. Esta es la nueva perspectiva para medir la productividad del H. Congreso del Estado de Sinaloa.


La transformación política inaugurada por el voto popular del primero de julio de 2018 reclama otra mirada, otra metodología. Las miradas del pasado, las ópticas arcaicas del viejo régimen, pretenden seguir observando a Sinaloa y al país con sus visiones antiguas, sin darse cuenta que México está en proceso creciente de cambio; sin percatarse que el primero de julio pasaron a ser minoría. Lo que ofrecen, los protagonistas de esas miradas, son resistencias que vulneran, más bien dicho, pretenden vulnerar la voluntad popular añorando representaciones que la gente les retiró democráticamente. Sinaloa, con la mayoría popular, la mayoría de MORENA, requiere minorías inteligentes, con políticas alternativas, congruentes con el diálogo y en línea con los anhelos de la sociedad.


El Poder Legislativo en Sinaloa es otro, se trata de una Soberanía convocada a guardar los equilibrios republicanos con respecto a los otros poderes constitucionales. Para fortuna del estado se ha configurado, por los procesos políticos, la División de Poderes de la cual emana la separación del Ejecutivo, Judicial y Legislativo. Este es el signo distintivo de Sinaloa, por primera vez en la historia de nuestra entidad federativa, se tiene la División que concibiera Montesquieu como condición primaria para la democracia y la república. Nos toca vivir un momento de gran trascendencia, los retos son mayores, pero igual, la realización política como protagonistas de la nueva república puede ser de gran plenitud humana; para alcanzar la División Soberana de Poderes tuvieron que pasar 188 años desde la fundación del Estado Libre y Soberano de Sinaloa.


Como representantes de la Soberanía del Estado de Sinaloa, en los tres ámbitos que la constituyen, estamos obligados a reconocernos como Poderes separados y ofrecernos el trato respetuoso y republicano que la historia y el voto ciudadano demanda. En lo que respecta al Poder Legislativo, ofrecemos nuestra voluntad e invitamos a los Poderes Ejecutivo y Judicial a hacer del diálogo, el reconocimiento y el respeto constitucionales entre los tres poderes, la regla republicana para trascender hacia un nuevo régimen político, un régimen democrático comprometido con la gente. Por el bien de Sinaloa, y de la patria, pongamos en alto el diálogo republicano.


Desde el Poder Legislativo manifestamos nuestras convicciones democráticas y convocamos a la transformación de Sinaloa. Este es el reto democrático que la historia nos demanda. Es el mandato de las urnas. Y ante el pueblo de Sinaloa, declaramos, una vez más, nuestro inclaudicable compromiso con la voluntad popular, y desde la naturaleza de la Asamblea de Diputados, consagraremos nuestras iniciativas y entrega política para cumplir con los anhelos y la esperanza de los sinaloenses.


Los retos y tareas constitucionales y legislativas del H. Congreso del Estado de Sinaloa suponen abordarlos desde una perspectiva metodológica emanada de las circunstancias históricas y el mandato soberano de la voluntad popular manifiesta en las elecciones del primero de julio de 2018.


EL 2 de Octubre no se olvida

Somos la Cuarta Transformación, y desde Sinaloa aspiramos a contribuir con la Regeneración Nacional de la patria que lidera el Presidente de México, Lic. Andrés Manuel López Obrador. El Primero de julio de 2018 fue el parteaguas político para dar cauce al cambio verdadero, pero no es un movimiento que haya nacido este día, el cambio viene de lejos, viene de lo más profundo y de los más caros anhelos del pueblo mexicano, en este largo caminar destaca un hito histórico: el movimiento democrático de 1968. Cincuenta años transcurrieron desde aquella gesta de la juventud y el pueblo para lograr los sueños que con sangre y cárcel pagara la juventud mexicana: Democracia para México.


Somos Tlatelolco, desde allá venimos, Somos la Cuarta Transformación.


El 2 de Octubre no se olvida. Anticipo que en el recinto parlamentario de Sinaloa habrá de consagrarse, en su Muro de Honor, con letras doradas la premisa más significativa de la Cuarta Transformación: El 2 de Octubre no se olvida.


La productividad del H. Congreso del Estado de Sinaloa: una aportación histórica

La Cámara de Diputados de Sinaloa, la LXIII Legislatura, bajo el liderazgo del Grupo Parlamentario de MORENA es, histórica y socialmente, altamente productiva.


El Profesor Nicolás Vidales que fuera presidente de la Crónica de Sinaloa observa con tino esta perspectiva metodológica al compartir la siguiente reflexión:


Los recientes resultados alcanzados por la LXIII Legislatura del Estado de Sinaloa han demostrado la incapacidad de las fuerzas opositoras para derrotar al bloque morenista (mismo) que nos ha obsequiado el evento más trascendente en la historia del Legislativo Sinaloense: Reprobar las cuentas públicas del estado y los 18 municipios.


En 188 años de la vida del Estado Libre y Soberano de Sinaloa, esta es la primera ocasión que sucede, convirtiéndose en una fecha digna de aparecer con mayúsculas en los anales de nuestro poder legislativo, concluye el Maestro Vidales, autor del libro De constituciones y diputados del Estado de Sinaloa 1831-2018.


En correspondencia a la voluntad popular y al proyecto alternativo de nación, el H. Congreso del Estado de Sinaloa, alcanzó la estatura política para abrirle cauce a la División de Poderes al convertir, el Poder Legislativo, en una Asamblea de Diputados auténticamente representativa del sentir de los ciudadanos, dejando de ser la oficialía de partes del Poder Ejecutivo.


En dicha aportación, el Grupo Parlamentario de MORENA, sumó esfuerzos e iniciativas con el Diputado Marco César Almaral Rodríguez y la Diputada Angélica Díaz Quiñonez.


La discusión y las reasignaciones sociales del presupuesto 2019 y la no aprobación de los informes de las Cuentas Públicas 2017 son testimonios elocuentes de la separación del Poder Legislativo del Ejecutivo después de una historia de siglos de subordinación. Se trata de una aportación histórica, elevadamente productiva, socialmente trascendente.


De las reasignaciones sociales que hicimos en el presupuesto de 2019, resulta sugerente destacar un caso a manera de ejemplo para observar su trascendencia. Gracias al concepto del Grupo de MORENA se reasignaron 11 millones de pesos para los taramaris, la etnia que puebla la sierra de Sinaloa municipio y Choix, reasignación que encierra el mensaje profundo del significado de un presupuesto de carácter social, un presupuesto que le sirva a la gente. Partiendo de las tradiciones y costumbres de los pueblos originarios, y reconociendo su autonomía, el Grupo de MORENA, promueve políticas de Estado que sean contrapesos al mercado que despoja a las comunidades indígenas de sus territorios y su patrimonio cultural, especialmente de su lengua. La humanidad entre más diversa más humana. Nunca antes poder alguno en Sinaloa se colocó en esta perspectiva histórica y social. De este tamaño es la estatura política de los morenistas en el Congreso Local.


Y no menos importante es la puesta en marcha de la austeridad: los hechos son contundentes, MORENA, en el H. Congreso del Estado, predica con el ejemplo, ejercemos la austeridad republicana, reivindicando la herencia de Benito Juárez: inaceptable un gobierno rico con un pueblo pobre.


Legislamos para el bienestar de la gente y el desarrollo social y político de Sinaloa.


Por el bien de Sinaloa, afirmemos la División de Poderes.


Somos Tlatelolco: el 2 de octubre no se olvida.


Somos la Cuarta Transformación.


Culiacán, Sin., a 20 de Septiembre de 2019.

DIP. GRACIELA DOMÍNGUEZ NAVA

COORDINADORA DEL GRUPO PARLAMENTARIO DE MORENA

DEL H. CONGRESO DEL ESTADO DE SINALOA.


63 vistas0 comentarios