Buscar
  • DiputadosMorenaSinaloa

Pide Aurelia Leal considerar cambiar denominación a obras que llevan el nombre de Díaz Ordaz

La diputada morenista Aurelia Leal, tomó la tribuna este martes para conmemorar los 54 años de la brutal represión que sufrió el movimiento estudiantil el 2 de octubre de 1968, que derivó en un número indeterminado de muertos y heridos, y una de las cicatrices más profundas, dolorosas y vergonzosas de la historia del México moderno. Aurelia Leal, recordó que estos hechos ocurrieron por mandato del entonces Presidente de México Gustavo Díaz Ordaz y consideró que debe al menos discutirse la preservación de este nombre para las presas, calles y colonias de México que lo llevan. “Este genocidio ocurrido en la Plaza de las Tres Culturas fue un hecho trágico para la sociedad mexicana por los asesinados, heridos, torturados y desaparecidos a manos del ejército y las corporaciones policiacas que actuaron bajo las órdenes criminales del entonces Presidente de México, Gustavo Díaz Ordaz y su Secretario de Gobernación Luis Echeverría Álvarez”, expresó la morenista. “Creo que debe al menos considerarse que las obras realizadas con dinero de los mexicanos, y que cargan el ominoso estigma de ser nombradas como Gustavo Díaz Ordaz, tales como la presa ubicado aquí en Sinaloa, así como numerosas avenidas, calles e incluso colonias. Sería bueno abrir un debate acerca de la pertinencia de mantener tal nombre a tales obras. No se vale que se siga reconociendo a este personaje a la luz de los hechos ocurridos en 1968”, manifestó Aurelia Leal. La morenista recordó que los estudiantes pedían principalmente autonomía universitaria y una real democracia en el país. Dos peticiones simples, que sin embargo el régimen represor priísta se negó a cumplir, iniciando así el fin de su ciclo. “La transición a la democracia ha sido larga y penosa, desde el movimiento ferrocarrilero encabezado por Demetrio Vallejo en 1958, hasta la revolución de las conciencias en el 2018 con el arribo a la presidencia de Andrés Manuel López Obrador. El movimiento del 1968 es el antecedente moderno más importante, porque no sólo fue un movimiento estudiantil; fue un movimiento transformador y popular amplio que incluyó a obreros, campesinos, maestros, intelectuales, artistas, etc. Y que además tuvo grandes repercusiones en Sinaloa, nutrió en nuestro estado el movimiento de izquierda que enfrentó la represión del entonces Gobernador Gonzalo Armenta Calderón”, añadió Aurelia Leal. Concluyó diciendo que el movimiento del 68 sentó las bases de un cambio de actitud de la sociedad mexicana frente al poder político y económico, cambio que fue frenado mediante los flagrantes fraudes electorales de 1988 y 2006, pero que fue finalmente coronado con la victoria de la izquierda por primera vez en México en la figura de Andrés Manuel López Obrador en el 2018.




13 visualizaciones0 comentarios